Martes, 18 Junio 2019 03:57

“Ser feliz es posible” – ensayo de Diana Botero para la clase “Felicidad a prueba de oficinas”, Universidad del Rosario, GSB

Escrito por Sylvia Ramírez
Valora este artículo
(5 votos)
“Ser feliz es posible” – ensayo de Diana Botero para la clase “Felicidad a prueba de oficinas”, Universidad del Rosario, GSB “Ser feliz es posible” – ensayo de Diana Botero para la clase “Felicidad a prueba de oficinas”, Universidad del Rosario, GSB

"Felicidad a prueba de oficinas", la clase. Diana, la autora del texto, está a la izquierda, en el extremo. Fotografía de recuerdo de las sonrisas de estos magníficos estudiantes a quienes sin dudar llamé "Los Iluminados". El curso más joven pero más avanzado emocionalmente que haya tenido alguna vez.

Tener la posibilidad de dirigirse a una audiencia es siempre emocionante, pero haberlo hecho durante 3 días, en jornadas muy intensas, a un curso de estudiantes de maestría compuesto por personas jóvenes, curiosas y muy, muy poco crédulas, lo es aún más.

  Como parte de la calificación final del curso "Felicidad a prueba de oficinas", impartido en la escuela de negocios de la Universidad del Rosario (GSB) en Colombia, cada participante redactó un escrito de una cuartilla con tres reflexiones de felicidad. La emoción, para mí, como profesora, fue creciente al ver que en cada documento se asoma esa semilla de grandeza que todos los seres humanos llevamos dentro. Fue muy difícil elegir sólo uno porque si los juntáramos todos, tendríamos un gran texto inaugural sobre la felicidad. En fin, a pesar de lo duro que fue optar por un único ganador, conseguí decidirme por este: el de Diana Botero, titulado "Ser feliz es posible". Con mucho entusiasmo lo comparto a continuación:

 

"Los diccionarios usualmente definen la felicidad como una cosa o suceso que pasa en la vida de una persona, lo cual genera en ella un estado de ánimo llamado felicidad. Pero, ¿realmente la felicidad es un suceso en específico? ¿o es una decisión de vida en la que mi ser cree y quiere ser feliz sin depender de sucesos específicos? Personalmente considero que la felicidad es diferente para cada persona; no hay un check-list genérico que aplique en todos. Pero lo que sí debería ser genérico es ser feliz por convicción y no tener una montaña rusa de felicidad que dependa de sucesos específicos de la vida. A continuación me gustaría contarles 3 tips para aplicar en nuestra vida diaria con el objetivo de no interrumpir nuestra felicidad.

1. Dejemos de usar la expresión “Ojalá que” con rabia: En muchas ocasiones de la vida cuando nos hieren o no estamos de acuerdo en cómo una persona actuó con nosotros, solemos decir con cierto sarcasmo “ojalá se le regrese lo que ella me hizo para que aprenda”. Ojalá significa "Por la voluntad de Alá" o "Por la voluntad de Dios". Es una palabra que tiene poder. ¿Por qué, si no nos gustó cómo actuó con nosotros, deseamos que Dios tenga la voluntad de causarle lo mismo a esta persona? Debemos dejar de pensar que nos vamos a sentir mejor si la otra persona sufre lo que yo sufrí; esto solo afecta nuestra felicidad. Deseemos amor, no odio. Deseemos aprendizaje, no sufrimiento. Desear el mal solo tendrá en nosotros sentimientos de resentimiento que afectarán nuestra felicidad.

2. Escuchemos a tiempo nuestro corazón:¿Por qué, si nuestro corazón sabe que algo no está bien, no lo cambiamos? Muchas veces en la vida, el entorno o nuestras acciones no me están dirigiendo a lo que yo realmente quiero y, sin embargo, estamos en una zona de confort que nos genera cierta seguridad. Estas zonas de confort pueden ser lo más peligroso porque hacen sentirnos una seguridad falsa que nos desvía de nuestros objetivos. No es sencillo tomar el paso de salirnos de esta zona, pero ¿cuántas oportunidades tenemos de vivir esta vida?, escuchemos a tiempo lo que realmente queremos y atrevámonos más, demos pasos hacia el camino de nuestra felicidad no en el camino que nos desvía. Si pensamos en nosotros mismos, escucharemos a tiempo nuestro corazón.

3. El mundo no gira alrededor nuestro: Dejemos de tomar todo personal. En ocasiones nos dejamos afectar mucho por las acciones de los demás. Creemos que lo que hacen las otras personas es hacía mí: ¡paremos de suponer! Esto es un consejo que podemos aplicar especialmente en el ámbito laboral, en donde a diario debemos afrontar problemas. Si nos tomamos todo personal solo estamos afectándonos a nosotros mismos y a nuestra paz. Las demás personas también tienen problemas, seamos empáticos. El mundo no gira alrededor nuestro".

Diana Botero, estudiante de "Felicidad a prueba de oficinas" Candidata a MBA Universidad del Rosario, Graduate School of Business Bogotá, Colombia

______

Conferenciante internacional de Felicidad y Personal Branding Coach Ejecutivo – Coach Personal Autora de “Felicidad a prueba de oficinas” (Ed. Planeta, 2017)

 

Visto 128 veces Modificado por última vez en Jueves, 12 Diciembre 2019 22:19

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Buscar

© 2020 Sylvia Ramírez. Todos los derechos reservados.

Buscar