Miércoles, 06 Abril 2016 06:21

Felicidad a la siciliana

Escrito por

Recorrí Sicilia desde Pachino hasta Agrigento : Me devolví porque tocaba. Sicilia es una de esas puntas del mundo a las que basta cualquier pretexto para ir. En mi caso más que un pretexto, tuve en realidad una razón; la más importante de todas, seguramente: el corazón.

Periódico Centro, México, 1° de junio de 2016

Periódico Centro, México, 1° de junio de 2016  Puede que no lo haya notado pero la fe y el miedo son dos caras de una misma moneda: en ambos casos se trata de la convicción mística, íntima, de que eso en lo que está pensando va a pasar. Y exactamente ahí comienza el dilema existencial: aunque a lo largo de la vida usted ha sentido en su propio pellejo lo valiente que ha sido cuando le ha puesto el alma a un proyecto en el que ha creído firmemente; y no obstante el hecho de que sabe (porque sabemos) que el miedo siempre –siempre- paga con infelicidad, cuando llega ese momento con el que tanto soñó y se encuentra delante de la posibilidad de experimentar o de tener lo que siempre quiso, se le activa el comando de la (mal interpretada) madurez y se dice en su diálogo interno: “Yo ya aprendí la lección y sé que es mejor desconfiar, ir muy despacio, porque ‘De eso tan bueno no dan tanto’ y la verdad es que ‘Sin dolor no hay recompensa’.

"Dinero", la revista económica más importante de Colombia, me hizo el honor de invitarme a conversar sobre el libro "Felicidad a prueba de oficinas", a propósito del gran impacto que tiene la felicidad en nuestra productividad y del rol del líder en esa materia.

La vida de los adultos es suficientemente complicada como para hacérnosla aún más difícil con teorías sobre el éxito que nos dejen exhaustos (reventados) y que no siempre funcionan. En silencio lo que anhelamos son trucos que nos hagan la vida más fácil o al menos más llevadera. Especialmente cuando se trata de nuestra felicidad.

Todos los seres humanos tenemos (en público o en secreto; en mayor o menor grado) la aspiración de gustar; o, cuando menos, de encajar dentro de los requisitos del gustode alguien o de un grupo de personas o de un segmento de la sociedad.

(Mi palabra preferida para esa intención de gustar es enganchar porque me parece estruendosamente descriptiva. Esa es la que vamos a usar en lo que sigue).

“Somos el promedio de las 5 personas que más frecuentamos”, señaló Jim Rohn y, si nos fijamos en nuestros hábitos, en nuestros gustos, en nuestra forma de hablar y hasta en nuestra forma de vestir, veremos que esta afirmación puede tener mucho de cierto.

Cómo saber que estoy junto a una persona confiable
Cómo rodearnos mejor en la oficina
Cómo establecer relaciones más saludables a nivel personal y, cómo no, ¡en el amor!

Tanto en el mercadeo como en las relaciones interpersonales se me figura cada vez más y más cierto que la pasión es un arma de doble filo. Si no, preguntemos a un vendedor exitoso y a un hombre que haya pretendido sin éxito a una mujer en dónde estuvo la razón de su victoria o de su fracaso. Dos caras de la misma moneda: la pasión es una forma de energía que atrae o que repele irreversiblemente a alguien que esté a punto de tomar una decisión.

Jueves, 17 Septiembre 2015 14:41

La Marca Personal y la Felicidad

Escrito por

El pasado viernes tuve el gran placer de conversar por una hora con el periódico El Colombiano, de Medellín, sobre la Felicidad y la Marca Personal en vivo vía Twitter. En desarrollo de la entrevista otros participantes hicieron preguntas muy interesantes. Algunas recibieron respuesta junto con las preguntas del periódico pero hubo otras que no alcancé a contestar (era “mucho voltaje para un solo café”, ¿recuerdan?). Prometí una publicación en el blog y aquí van las respuestas pendientes:

Buscar

© 2020 Sylvia Ramírez. Todos los derechos reservados.

Buscar